Te siento


Sin manos te puedo tocar, acariciar,

y sin sentido,  sentirte.

Sin oídos escucharte y entenderte,

sin boca hablarte, responderte.

Sin sentido sentirte.

Sin manos agarrarte, para tenerte,

sin mis brazos, abrazarte.

Sin sentido sentirte.

Anuncios

El pirata De la Marina


El pirata no te da su parte, no comparte,
solo te manda un giño cuando no lleva su parche,
y su ojo le hacen cerrarlo,
los rayos del sol al tocarlo.

Velas sopladas por el pobre viento,
que sin saber ayuda
al barco de la crueldad, a ponerse en movimiento.

Arrasan con sus naves eficaces,
dejan ríos de sangre a su paso sin piedad,
lo siguen haciendo en nuestra actualidad,
no te fíes de sus palabras, llenas de frialdad.

Del corsario al pirata
…sentirás el crujido del timón antes de partir,
y aun cerrando los ojos,
caerá ante ti, yo te maldigo así…

Raul Kunayala

Entre el cielo y la tierra


Volaron por el mundo entero,

con síntomas de jetlag,

acompañados de conflictos,

de un lado a otro en zigzag.

Se despedían con esperanza,

pensando que verían,

su sonrisa de alegría ,

en sus próximos días…

…tristeza y añoranza.

Buscaron la luz del sol,

hasta que un día amaneció.

… volvió su felicidad…

Soñaron no despertar,

de este sueño tan real.

Raul KunaYala

Hay muy poca gente


En el puzle desarmado, acabado,

ocurrió el hechizo de la virtud.

En un punto de su vida amargado,

No concebía la magnitud del milagro,

que próximamente le llegaría a su lado.

Piezas del puzle volaron,

subieron al cielo,

y a los ángeles despertaron.

De manera que bajaron,

desconcierto sintió cuando la acariciaron,

y te entregaron el milagro,

de la belleza transparente,

con la  que imantara a la buena gente.

Una pestaña en su mejilla dejaron,

los ángeles cuando de ella se retiraron,

fue la pieza con la que despertara,

la clave de la verdad,

de este puzle tan real,

como es la vida y su crueldad.

Despertar, despertar

(Nunca dejes de soñar ni de ser tu mismo por los demás)

Raul KunaYala

ETNOM LE OSIV


El olor a tierra mojada,
la lluvia y vernos sonreír,
te hacían sentir feliz.

Tu inocencia encantadora,
la desprendías a cada hora.
No te interesaba lo material,
y si la unión familiar.

Te caracterizo tu nobleza,
estabas llena de belleza.
Dabas todo lo que tenias,
sin saber que te marcharías.

En silencio acarreabas,
todo lo que sufrías.

Nuestra consolación,
con niebla en lamañana,
con el sol al medio día,
Y bajo la sombra del osiv,
durante la noche y el día.

Raul KunaYala

Vive


Vivir en desorden alienta la desgracia,
 del futuro ejemplar de esta sociedad.
Hay que sufrir y llorar
 para andar a la par,
de la singular personalidad,
de ejemplares en extinción sin sueños ni expresión.
Los que piensan en sus objetivos,
 como si fueran para todos algo positivo.
La rebeldía ganara la batalla de la alegría,
 y de hacer lo que le guste en el momento que a uno guste.
Sentir lo que hace es importante,
bajo tierras y mármol no podrá dar marcha atrás.

Raul KunaYala

Luna llena


Los dias oscuros,
en sus ojos se refleja
como los rayos del sol
desaparecen entre rejas.
Desde fuera simples silbidos de consolación
desencadenan en un objetivo hacia la ilusión.
Sin lágrimas ya que beber
para poder consolar su sed.
Con paciencia, espera el buen dia para lanzar su vuelo,
de nuevo hacia la inocencia.

Raul KunaYala

Las alas de su vida




Miércoles tres de octubre del setenta y nueve,
en un camino de difícil recorrido,
los reflejos de un cielo encendido,
el destino escribió y el tiempo paso,
…un ángel se despidió.

Como en el mar y en los ríos,
sombra y luz paso por su corazón,
una historia de amor, ternura e ilusión,
un ángel con disfraz de niño la regalo.

El tiempo que se va, y el tiempo que viene,
ella siempre recordó  que todos la quieren.
Sus ángeles la cuidan,
para que pase muchos años celebrando este día.
Raul Kuna Yala

Amor


El amor de tus besos,

Con puestas de sol,

Hacen que pierda el control.

El sentimiento de tu blanca mirada

Muestra sinceridad,

Y eso me hace ser inmune a la gravedad.

Tu respiración profunda

Como una melodía se escucha en sintonía.

Cordones enlazados con seguridad,

Dejan fluir la creatividad.

Enciendes mi fuego derritiendo el hielo.

No puedo parar y tomo lo que me das.

Raul KunaYala

Hijo


Ahora que tu estas,
la tristeza desaparecerá.
Soy todo un principiante,
y tú ya me llamas papá.
Mientras sigamos juntos
el resto que mas da,
ahora que tu estas.

Raul KunaYala